20 Oct

Mediciones acústicas
Contaminación acústica: causas, efectos y soluciones

La contaminación acústica supone uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las personas en la actualidad, sin ser conscientes de sufrirla, pero soportando a diario altos índices de ruido.

Teniendo en cuenta estudios recientes, podemos afirmar de manera preocupante, que al menos una quinta parte de la población española está expuesta diariamente a niveles medios de ruido superiores a los 65dB que establece la OMS como límite aceptable y seguro para la salud.

Para entender la contaminación acústica, partimos de la consideración del ruido como todo sonido no deseado y molesto con altas intensidades que genera una situación desagradable disminuyendo el confort.

Mayormente la contaminación sonora tiene su origen en actividades desarrolladas por las propias personas, siendo las grandes urbes el principal foco de contaminación. Para conocer las actividades que más contribuyen a la contaminación acústica es de vital importancia prestar especial atención a:

- Las derivadas del tráfico y medios de transporte: ruidos de coches y motos, paso de trenes, aeronaves durante el despegue y aterrizaje.
- Las producidas en la construcción de edificios e infraestructuras: uso de maquinaria y herramientas.
- Actividades industriales destinadas a la producción y transformación de materias primas.
- Las relacionadas con actividades sociales urbanas y el ocio, destacando la música a elevados volúmenes, las grandes aglomeraciones, botellones...